viernes, 6 de febrero de 2015

Christian Bale

Traté de pensar en una sola razón para no poner fotos de mi actor favorito en todos los sentidos y entonces me encontré con una: su última película de porquería que fue "Éxodo". Pero decidí ignorar ese pequeño gran detalle y he aquí:











Con 41 años recién cumplidos, ha sido añejado a la perfección. Uno de los mejores actores de las últimas décadas.

All you need is blog???

No encuentro justificación digna para haber abandonado mi blog ni promesa lo suficientemente fuerte para decir que no lo haré otra vez, pero creo que solo algunos podrían comprender lo complicado que se puede poner todo cuando se juntan varios factores en esto que varios llamamos crisis de los 30 o si aún no llegan las 3 décadas, los pos modernos llaman "crisis del cuarto de siglo" (por aquello de estar en la edad en la que en los viejos tiempos se solía completar con los trámites de la adultez, léase matrimonio, trabajo fijo, hogar y familia).

La cosa es que hoy en día al menos a mi me parece complicado todo, es decir, empezando por el trabajo: los "optimistas" te dicen que te conformes con ese puesto donde te piden horas y/o trabajo extra, no satisfactorio, te queda lejos y no te deja tiempo para vivir... pero todo con la promesa de que un día mejorará o simplemente terminarás por acostumbrarte, y no solo eso, uno debe estar agradecido por tener la oportunidad de trabajar ya que la situación laboral del país está difícil... ¿Es enserio? ¿Debo agradecer dejar de vivir con calidad y unirme al ejército de enfermedades múltiples causadas por estrés? ¿Debo agradecer formar parte de un país cuyos métodos para calcular el valor del trabajo son obsoletos y denigrantes? No lo creo. La gente rara vez entiende que uno no quiera ceder a todo ello porque ellos y las generaciones anteriores lo hicieron y lo hacen sin miramientos y casi siempre por cuestiones de necesidad más que por que sea lo verdaderamente correcto. Llámenme hedonista, pero creo firmemente que el trabajo tiene que generar placer y/o satisfacción ya sea a corto, mediano o largo plazo, de otra manera se convierte en una especie de costumbre en el mejor de los casos y esclavitud pagada en el peor.

La gente mayor, de las generaciones previas se pregunta qué hacen personas como yo si no es dedicarse a cuidar hijos, casarse, comprometerse, ascender laboralmente o viajar y ser felices. Los más decentes se lo preguntan en silencio mientras solo observan. Pero ¿Saben algo? Es complicado definir un rumbo nuevo cuando uno no tiene referencias o ideas claras a mano para seguir en ese aspecto... no tengo un tío que haya llegado a los 30 sin hijos ni matrimonio, no tengo una tía que haya vivido su soltería en plenitud viajando con el dinero salido de sepa dios dónde, no tengo un primo hippie escritor que viva en la verdadera filosofía de hacer lo que en verdad le gusta, no conozco a alguien de esas generaciones anteriores que se haya salido del "molde" pre establecido, no es fácil encontrar una persona exitosa que esté dispuesta a si no ayudarte, señalarte amablemente y sin recelos el camino que podrías seguir si te lo propones. Algunos dicen que se trata de "picar piedra" labrar el camino propio sin andar lloriqueando por ayuda u orientación... "Pon tu propio negocio" "Si yo fuera tú, me iría de viaje a Europa a estudiar algún idioma" "A tu edad ya estaba pagando mi casa" "Cuando yo era niño era más difícil, caminábamos 10 km a la escuela descalzos y además trabajábamos en las tardes para luego volver y acarrear el agua para bañarnos en las noches" ... Chúpenme un ovario por favor.

Pasando al tema emocional, uno se pone a hacer cuentas y el cuerpo simplemente ya no responde como antes, digo se es joven si, hay fuerza y plenitud, si, aún podemos generar masa muscular, mejorar condición cardio vascular, si, pero acercarse a los 30 por primera vez pone en el panorama el hecho de que nada de esto durará por mucho tiempo más, es decir, el reloj comienza a sonar más fuerte y la presión emocional es dura. Eso por si solo ya es presión, ya es ponerse a pensar en qué es lo que debe hacer una forajida ermitaña emocional como yo cuando el reloj suene la alarma de los 30, porque eso de ser felíz ya es tan relativo que como nadie parece tener una respuesta siquiera tentativa a esta nueva generación, uno vuelve en los pasos y piensa "¿Acaso sería más felíz en ese trabajo esclavizante y emocionalmente agotador porque tendría el dinero para irme de viaje en esos 7 días de vacaciones que me darían al año?" "¿Acaso estaría mejor con aquel tipo con el que viví un tiempo si hubiéramos hecho el esfuerzo como los abuelos quedándonos juntos a pesar de toda la mierda?" La respuesta obvia es NO. Definitivamente no. Pero es inevitable sentirse juzgado por seguir buscando.

Ser parte de la generación de las redes sociales, la inmediatez y la información tanto ayuda como estorba, es como que abriendo la maquinita o desbloqueando el aparatito, uno ya está con todos pero a la vez con nadie, uno puede asomar la cabeza al mundo de otro y darse cuenta de lo desubicado que está o de lo bien que le va en comparación. Es tan reconfortante como solitario, depende del día. Y si acercarse a los 30 años de vida no fuera suficiente por si solo, ahora mirando alrededor a tantos en el mismo momento de vida y en tan diferente espacio y situación es bastante desconcertante.

Si a todo lo anterior escrito, le agregamos una mente terriblemente hiperactiva llena de ideas dispersas, películas por ver, kilos por perder, pensamientos de todo tipo, lugar y momentos, resulta obvio que no pueda darme el tiempo ni el enfoque para visitar el blog (los blogs) que un día con tanto cariño y motivación comencé. Escribo esto a modo de disculpa más conmigo misma que con nadie y esperando que si alguien lo encuentra en el infinito espacio virtual, le sirva de algo saber que hay alguna loca por ahí pasándola medio mal, o simplemente no están solos.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Pink is not even a question...

Hace casi una semana que estuve en el concierto de Aerosmith de la Ciudad de México, la experiencia fue buenísima, por lo tanto heme aquí relatando mi versión de los hechos:

Arena Ciudad de México, un lugar nuevo y totalmente desconocido para mi, la expectativa crece cuando en medio de una zona industrial horrible, aparece esa enorme mole excesívamente brillante a lo lejos, la gente comienza a aparecer caminando entre construcciones que  parecen abandonadas en medio de la noche, fábricas, el mercado que me cuenta mi papá antes era un "rastro" y una especie de estación de tren que aunque parezca locación de película de zombies, me dicen que sigue funcionando. Bajo del auto para dirigirme a la entrada.

A diferencia de la zona donde está ubicada, una vez entrando a la Arena, la apariencia de recién construido es un poco opulenta en comparación, primer trago gratis de muestra de un tequila que no puse atención cuál era, empezamos bien. El tamaño del lugar no se dimensiona estando fuera, camino unos minutos, entro al baño (hay en cada entrada, uno no sufre buscando y preguntado) estoy a nivel digamos que del lobby, me desespero un poco y pregunto enseñando mi boleto hacia dónde debo dirigirme, la primera persona me dice "tu vas abajo, baja por esas escaleras"... bajo escaleras, pregunto y me dicen que voy más abajo... asomo mi cabeza por una de las entradas y alcanzo a ver el escenario a unos 3 o 4 pisos abajo del nivel donde estoy, pero debo seguir bajando. Cuando pregundo por tercera ocasión me dicen las palabras que se convirtieron en el mantra de mi noche "Tu vas en VIP, la primera puerta del nivel de hasta abajo" no es que quiera de pecar de optimista pero eso me suena al lugar justo donde está el escenario.

Mientras más niveles bajo menos gente hay, los puestos de comida y bebidas que estaban llenos en el lobby aquí se ven totalmente vacíos, camino lo que parece una eternidad, llego a la puerta que está en el nivel más abajo hasta el final del pasillo. Si, es aquí. Incluso la actitud de la gente es distinta, te reciben bien, te regalan sonrisas y saludos, hay un lounge de Heineken justo ahí junto a la entrada y una especie de sala de estar que se ve bastante agradable. Entonces entro, lo que no me gusta es que retienen mi boleto y me ponen un sello de Phineas en el antebrazo derecho... pero se me olvida en cuanto pongo un pie dentro y me doy cuenta que estoy prácticamente en el escenario, tengo un lugar en verdad privilegiado, prácticamente donde sea que me pare veré perfectamente ya no mas de 5 metros a cualquiera de los miembros de la banda... espero con ansias por fin tener la suerte de estar entre los que se pelean por algún artículo que avientan. Desventaja: no hay señal de celular para compartir por redes sociales la emoción que me embarga.

A diferencia de los que en otros lugares llevan sus charolas con vasos "llenos" de cerveza, acá me agrada la modalidad del barril como mochila y que te sirvan directamente en cuanto pides, hay Heineken, XX ambar e Indio, empezamos con una Ambar mal servida y llena de espuma, hay una gordita de playera anaranjado chillón que está parada justo en el lugar que yo quiero, enmedio, justo enmedio... así que me servirá de referencia, mi segundo mantra de la noche "no pierdas de vista a la gordita de naranja, vas detrás de la gordita de naranja".

Parada esperando pacientemente, ya son las 8, voy terminandome mi cerveza pero no debo moverme demasiado para evitar perder mi lugar. Al diablo, el vendedor más cercano está a unos 5 metros así que voy hacia él. De principio me cae super, me llena la cerveza igual con mucha espuma pero me dice "tómale y te vuelvo a servir porque salió con mucha espuma". Hecho.

Pasó un rato, ya vamos 45 minutos atrasados pero la gente no se ve molesta ni yo lo estoy, bebo a gusto, lo único que me preocupa es que pronto tendré ganas de ir al baño y no debo perder mi lugar "vas detrás de la gordita de naranja" me repito en silencio y con solemnidad. Cuando compro la tercera cerveza no puedo más, voy corriendo con temor a escuchar los primeros gritos y guitarrazos mientras hago pipí. Corro de vuelta, busco mi lugar detrás de la gordita de naranja y ahí me quedo plantada de nuevo, no pasan ni 5 minutos cuando se apagan las luces, no lo puedo creer, estoy por ver tan pero tan de cerca a mis ídolos que el corazón me late a mil por hora.

Gritos, brincos... celulares, malditos celulares y cámaras arriba como si nadie se creyera que está ahí y necesitaran documentarlo para la posteridad de su perfil de Youtube, Facebook o cualquier red social. No puedo con el enemigo, por lo tanto me uno, saco mi celular y a la vez que grabo hago de estorbo para algunos de atrás y reparto algún codazo a los que se entrometen en mi campo de grabación. Steven Tyler sale con un penacho y lentes obscuros, Joe Perry lleva un saco brillante color negro y un sombrero, me vuelvo loca de la emoción, las notas de "Eat The Rich" alborotan a todos, el año pasado abrieron con algo mucho más épico, pero esto también está bien.

Aunque podría irme por canción, he decidido narrar mi experiencia con las canciones que más significaron para mi. Después de la esperada Love in an Elevator y otro par, me llega reboloteand a los oídos Pink, no se si sea el alcohol o la emoción, pero bajo estos términos le encuentro un significado mucho más grande, es hablar de lo que es rosa, de lo romántico y "fresa"/"vainilla", mi nueva obsesión es rosa, ni siquiera es una pregunta, es ingenuidad, creer que todo siempre va a estar bien pase lo que pase, como el amor a primera vista...

Después de un par de clásicos maravillosos que canté hasta quedar afónica, llegó lo que nunca imaginé escuchar en mi vida, esa canción que por más de un año de la universidad se quedó como el primer sonido que escuchaba todas las mañanas mientras aún estaba obscuro y que estaba de canción en mi estéreo para despertador: Rag Doll. Cantidad enorme de recuerdos y nostalgia. Decidí acabarme la voz de tanto cantar junto a la chica de atrás que como yo se sabía la letra, en partes complicada hablando de esa loquita hija de papi que se escapa por la puerta trasera de su casa.

Después de un par de sorpresas vino mi favorita, ese hitazo que me rompe el corazón aunque mi vida vaya de maravilla, es como un himno de las separaciones y ese terrible momento de soledad: What it takes. El año pasado lloré como desesperada con esa canción en vivo, esta vez guardé un poco de emoción y la dosifiqué en cantar un poco más, no podía dejar que Steven me viera llorar.

Para cuando llegamos a Walk this way a todos les cayó de sorpresa la aparición de Gloria Trevi, a mi me dio igual, de niña me gustaba mucho, pero no dijo ni una palabra así que su baile solo contó como experiencia de poder contarle a la gente lo bien que se ve. Para este punto mi vejiga lejos de molestar un poco, dolía bastante, pensé seriamente en hacerme un poco del baño para evitar que me diera algo... en fin nadie se daría cuenta, es que simplemente no me podía ir, era hora del Encore.

Volvieron con Dream On, y terminando escuché las primeros segundos de Sweet Emotion, nunca he sido super fan de la canción así que corrí con todo mi ser al baño, creo que hice nuevo récord porque volví en uno o dos minutos. Desafortunadamente ya  no pude llegar a donde estaba la gordita de naranja. Entonces, para levatarme el ánimo repetí el que fue mi primer mantra de la noche: "Tu vas en VIP, la primera puerta del nivel de hasta abajo". Desde un poco más atrás escuché a la banda presentarse y despedirse, y por primera vez estuve ahí, en donde la acción ocurría, donde lanzan el confetti al final y te forra por completo...

Excelentísimo concierto, excelentísimo lugar. Me la pasé increíble! Me quedé pensando que ni intentándolo con todas sus fuerzas hay alguien, solista o banda que pueda tomar la estafeta de esos enormes gigantes de la música, ver sus arrugas, su semblante que aunque con energía, es algo que dudo alguno de los de hoy en día puedan conseguir con tantísima gracia. He dicho.


martes, 6 de agosto de 2013

Padre Abraham

A los 17 años se tiene la ventaja de tener una plasticidad emocional enorme, uno puede ir de aquí para allá en dos segundos sin inmutarse... entonces estaba ahí, a los 17, recién salida de mi primera relación "formal" (en el estricto sentido de "seamos novios y hagamos cosas juntos") ni tan inmutada porque tenía muy en mente al mentado Juanito que recién había salido de mi vida por sus tantísimos altibajos emocionales que no iban ad-hoc con mi estilo de vida relajado. De al menos un año atrás venía teniendo a un amigo de la prepa, que ahora que terminábamos y estábamos por pasar a la universidad, se le ocurrió aprovechar el momento en que me separé de aquel otro para confesarme que recién él también había cortado con su novia y tenía interés en mi.

Para esto es necesario remontarse un par de años atrás... en esas dinámicas de presentación a veces fatales en las que uno tiene que ponerse de pié en frente de "ene" cantidad de desconocidos y hablar de uno mismo con la esperanza de que a raíz de ello se produzcan lazos de unión entre los presentes. Todos se levantan y dicen lo que tienen que decir, plano, sin chiste, hasta diría que aburrido. Entonces se levanta éste loco, en lo que a mi me pareció una actitud sumamente amigable y extrovertida y dice "Yo me llamo Abraham, para que no olviden mi nombre tal vez puedan recordar una canción que dice así Padre Abrahaaaam tenía muchos hijoooos" y de repente, por ese simple detalle que para mi requirió de mucho valor (mira que cantar una canción religiosa frente a una bola de adolescentes cínicos y burlones...) ese chico se ganó un shot extra de mi atención.

Ese shot extra fue como una especie de saber que estaba ahí, osea su presencia siempre era detectada por mi radar pero no siempre con un interés más allá de la amistad, se podría decir que me producía interés y curiosidad. A los pocos días de integrarnos a la preparatoria, él y un grupo de chicos (entre ellos mi amor platónico de la prepa) comenzaron a juntarse para no separarse a lo largo de los 3 años que cursamos juntos y fue ahí que hubo una serie de "ups and downs" con ese chico que cantó los primeros días: lo odié, me simpatizó, nos hicimos amigos, lo quise muchísimo"

Y volvemos al inicio de mi historia, mientras él terminaba su relación de años y yo la mía de meses con uno de sus amigos, al día en que decide que es tiempo ideal para decirme que le gusto. El plus de todo esto y a lo que quiero llegar es que creo que fue una de las maneras más inteligentes y originales de pedirle a una chica que le de una oportunidad. Recuerdo que por el enorme cariño que le tenía como amigo en un principio pensé en negarme, no porque no quisiera andar con él sino porque las cosas no pintaban (según yo) a nuestro favor y porque pensé que ambos rompimientos estaban muy cercanos. Pero él me dijo algo inolvidable que en resumen fue más o menos así: "Vamos a darnos una oportunidad de andar... y lo digo literalmente, ANDAR, caminar, platicar, conocernos más, ANDAR. No ser novios si quieres, pero andar." Y no sé qué pueda pensar quien lee esto, pero para mi, no hay manera de decir que no a algo tan acertado.

En mis adentros pensé que tenía toda la razón, no había nada malo en andar con alguien, en salir, en intentar hacer cosas juntos. Esa primera vez que salimos en realidad anduvimos, platicamos, nos reímos, por un rato al menos yo olvidé los poquísimos inconvenientes que encontré a su propuesta y en cuestión de un par de horas estaba convencida. TENÍAMOS que andar, éramos una pareja excelente, nos llevábamos increíble, reíamos como locos, veíamos películas, hablábamos de tantas cosas y juntos nos sentíamos más que bien. Para mi, fue como si a nuestra amistad, esa en la que a veces nos hacíamos maldades y bromas pesadas, nos rasguñábamos y decíamos bobadas... le hubiéramos encendido fuego.

El universo conspiró una vez más a mi favor, me puso en el camino de un chico maravilloso para tener un recuerdo que plasmar en el cual pudiera entender en carne propia y para mi futuro, el significado literal de andar con alguien, de caminar, de compartir y vivir momentos memorables. Y logró su cometido, porque años después no puedo ni quiero olvidar al susodicho Padre Abraham.

domingo, 16 de junio de 2013

Adiós



Suspiramos lo mismo los dos y hoy somos parte de una lluvia lejos... Casi dos años de relación, casi dos años de vivir con alguien más, de compartir el espacio, la comida, los gastos, gestos, el cariño, las peleas, los gustos, los disgustos, las tardes de lluvia, los días soleados, de llegar temprano para verlo, de enojarme con él, de que se enojara conmigo, las caricias, los abrazos, las cobijas, al perro, de terminar por desencantarme de las cosas que en un principio tal vez me gustaban o tal vez no... no me confundo, no sirve el rencor, son espasmos después del adiós... una vez más de sentir que algo muy pero muy bueno se quedó ahí y no llegó a ningún lugar. Casi dos años que en vez de nombrarlo equivocación prefiero pensarlo como experiencia, como aprendizaje, como etapa de conocimiento de mi misma viviendo con alguien más y obviamente de alguien más viviendo conmigo, de conocerme fuera de mi zona de confort y construyendo una nueva vida... tal vez colmamos la necesidad, pero hay vacíos que no podíamos llenar.

Ayer leía mis diarios de la adolescencia, esa eterna lucha de dos años por conquistar mi monte Everest juvenil, esa batalla que luché con todo para conseguir a ese chico que tanto sufrí y tanto disfruté, leí después pasajes de las relaciones posteriores, una triste historia tras otra, o al menos esa fue mi perspectiva desde hoy que estoy triste, desde hoy que siento que las cosas no tendrían por qué ser así desde aquel entonces hasta hoy que siento que estoy viviendo una injusticia en carne viva... Pongo canciones tristes para sentirme mejor, mi esencia es más visible, y espero con todo mi corazón que del mismo dolor venga un nuevo amanecer...

Que no conocíamos la profundidad y un día no dió para más, eso nos dijeron muchos, que fue muy precipitado, que no debimos apresurarnos tanto que debimos darnos tiempo para conocernos antes de aventurarnos a lo que tenía que ser un compromiso de toda la vida... y creérmelo, que fue para toda la vida... no dió para más.

Poder decir adiós es crecer.

Me decía una amiga, que hay 4 llamadas "leyes de la espiritualidad" y dicen más o menos así "La persona que llega es la persona correcta, nadie llega por accidente a nuestras vidas". "Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido", "En cualquier momento que comience es el momento correcto, todo comienza en el momento indicado, ni antes ni después" y finalmente "Cuando algo termina, termina" Cuando algo finaliza en nuestras vidas es porque es el momento de evolucionar con ese conocimiento recién adquirido... separarse de la especie por algo superior, no es soberbia es amor... Quiero creer todo esto porque en realidad es un consuelo perfecto para justificar el no poder o no querer hacer nada, para creer que hay un plan maestro o supremo y que las cosas tomarán orden... se supone que así debe ser. Quedo esperando ecos que no volverán, flotando entre rechazos... y del mismo dolor necesito en verdad que vuelva un nuevo amanecer.

Poder decir adiós es crecer.

domingo, 12 de mayo de 2013

Código Juanito

En estado de crisis uno busca desesperadamente algo de qué aferrarse, en estados de desamor uno jura que no vuelve a creer en el amor, como sea, me pareció una buena idea compartir algunas historias semi autobiográficas que hablan de amor... y no porque no terminen en matrimonios ni en "felices para siempre" creo que sean menos valiosas. Escribir esto me sirve a mi y espero que a alguien por ahí :

15 años tenía, estaba ahí parada esperando que me dijeran a dónde tenía que ir en este supuesto tour de "integración" de entrada a la preparatoria; me sentía un poco fuera de lugar, parecía que yo tenía la vestimenta más ñoña e infantil de todos los nuevos. Por fín una chica se me acerca y me pregunta "nuevo ingreso?" "Si" Pasa el salón de ahí enfrente. Entré, e instantaneamente me quise ir, sentí que no tenía que estar ahí pero tuve demasiada pena para levantarme y ser objeto de atención de todos los que estaban. De repente, se abrió la puerta para dar paso a los recién llegados antes de que el tour diera comienzo y ahí estaba él, serio, alto, delgado, pálido, entrando sin mirar a nadie, con esa naríz que me encantó, esa mirada como con ojos hundidos... me quedé ahí, las ganas de irme se me quitaron inmediatamente y quedé estupefacta por lo mucho que me atraía ese alguien solo de verlo.

Agradecí por primera vez esas dinámicas estúpidas de "Se van a levantar uno por uno, dirán su nombre, estado civil, gustos y el salón en el que les tocó". No escuché a nada ni nadie más que mi propia voz diciendo lo que tenía que decir y de repente la suya... de alguna manera fue la primera vez que sentí que el universo en realidad conspiraba a mi favor... Arturo, grupo 461... mi grupo, me esperaban 3 años en su compañía.

Primer año: Nombre clave entre las amigas: Juanito. Las típicas miradas embobadas mientras no me mira, esperar que voltee, la oportunidad para hablarle, para saludarlo, esperar que pasen asistencia para que se externe el hecho de que nuestros apellidos van juntos en la lista, buscar su mirada, su plática, su interés, su amistad, buscar encontrarlo en el camino a casa, esperar que nadie esté tan interesada en él tanto como yo y que me gane su atención. Decirle a las amigas "mira viste? Acaba de pasar Juanito: me vió? volteó? qué hago?" Vamos a comprar para que nos vea, ¿Crees que le guste?

Un día, en una conversación y sin recordar exactamente porqué él dice "Tú eres una buena chica, una chica bien cool"... esa increíble sensación de emoción solo de verlo, de encontrar gracioso e interesante todo lo que dice...de encontrar sumamente maravilloso el hecho de que le próximo año seguiremos juntos en el mismo salón y saber porqué piensa que soy una chica tan cool.

Segundo año: La espera desespera, buscar su mirada ya no es suficiente, tengo que acercarme más, inicio el proceso de hacerme su amiga, en verdad comienza el esfuerzo por llegar un paso adelante, buscarlo, pedirle a mis amigas que sean mis cómplices absolutas, uno tras otro intentos por hacer que note mi presencia y sobre todo lo buena pareja que podríamos ser, buscar a toda costa platicar con él a solas, pero para mi preocupación enterarme de que ahora si no soy la única con la misma misión de atraer su atención, de repente una chica le entrega una carta, confesándole sus sentimientos por él y yo solo muero de terror de que se le ocurra corresponderle... Maldita Aleany... para empezar ¿Qué nombre es ese? Aleany...

Soy afortunada, él decide que la chica de la carta no le interesa y por lo tanto de una vez que comienzo a apretar seriamente los esfuerzos por acercarme a él. Horas, horas de pláticas resultan de mi esfuerzo, Nirvana, The Doors, Metallica, Rolling Stones.... es rockero!!!!! su perro, sus hermanos, sus papás, sus amigos que a veces no nos dejan estar a solas, sus ganas de perforarse la ceja, la lengua... al fin siento que estoy llegando a algo. Mi amiga y yo tenemos un plan, siempre que nos vamos, lo encontramos en el mismo lugar en la misma estación del metro, esto es un maratón, no un sprint, cada día que pase él notará que estamos ahí, lo saludaremos con una singular alegría fuera de lo normal hasta que un día decida acercarse... los días pasan, siento que voy bien, algo me lo dice, lo que a su vez me hace sentir aún más desesperada; saco cuentas y esto es demasiado, llevo ya dos años obsesionada con el hecho de que él, mi "Juanito" es el indicado, ignorando lo demás que hay a mi alrededor... y entonces pasan dos eventos determinantes, dos acontecimientos que aceleran y entorpecen el rumbo de las cosas.

Un día escucho a sus amigos platicar, hablan de él, de que desde equis día ha estado triste y "bajoneado" por lo de... no alcanzo a oir bien, de repente veo que la cosa va seria y como quien no quiere, le pregunto a su mejor amigo "Oye qué es lo que le pasa a Arturo?" y entonces pasó, fue la primera vez que sentí ese vacío enorme y que se me movía el piso, empecé a escuchar la voz del mejor amigo a lo lejos... lejos .... lejos, empecé a caminar por inercia en mute absoluto repasando las palabras "...es que desde siempre se ha vuelto loco por Ana y hasta ahora le dijo y ella lo bateó..." DESDE SIEMPRE, desde que la conoce... desde que yo lo conocí... sé que mis amigas están en pánico por mi reacción, sé que están detrás de mi tratando de deshacerse del mejor amigo para que yo pueda tener espacio de sentir lo que necesite sentir... camino y camino, sé que ellas vienen atrás de mi literal mordiéndose las uñas y preocupadas... dicen que me puse blanca, de repente llegamos a un jardín que siempre cruzamos camino al metro y ahí, de la nada me solté a llorar como nunca. No me percataba de lo mal que lloraba hasta que volteé a ver las caras de pánico y simpatía de mis amigas, como quien ve a alguien que acaba de perder un familiar... sin saber qué hacer ni qué decir. Luto nacional.

Pasaron las semanas con mi cara de tristeza, intentando seguir sonriendo con la misma naturalidad a la hora de saludar a "Juanito" de repente no me quedó de otra, nuestra amistad estaba empezando a nacer de verdad y decidí con todo el dolor de mi alma abordar el tema de Ana... She´s a rainbow de los Stones quedó marcada en el peor de los sentidos después de ese día, lo que para mi parecía el maquillaje más burdo e inecesario a él le parecían ojos de arcoiris, le parecía que era digna de recordar con las notas características de "She comes in colors every day... she combs her hair, she´s like a rainbow". La odié.

Segundo acontecimiento determinante: Él, el mejor amigo de Juanito que me había contado lo de Ana, decide que es momento de confesarme que lleva un tiempo enamorado de mi. Me fui de espaldas, siempre había sido muy lindo conmigo pero nunca pensé que ese fuera el trasfondo... no supe qué hacer, mucho menos con todo lo que estaba pasando con Juanito y la situación de Ana, en realidad yo no quería involucrarme en algo con el amigo porque ...en verdad era mi amigo, lo quería mucho como tal y nunca llegué a verlo con esas intenciones, y definitivamente no quería tener algo con él bajo las circunstancias de tristeza en las que me encontraba. Me fui dificil todo ese asunto en lo emocional.

Pasó y pasó el tiempo, algo seguía dentro de mi y era necesario matar ya con esa situación... decidí escribir una carta, me senté y me tomé el tiempo del mundo para describir la situación de principio a fin, le puse santo y seña de lo que sentía por él.

Me armé de valor y de una estrategia, ese día debí tomarme un litro de café para juntar la fuerza y enfrentar lo que se avecinaba. Mi amiga y yo lo esperaríamos en la estación del metro de siempre, cuando pasara yo le haría señas para que se acercara y entonces mi amiga argumentaría que tenía que ir a recoger algo para luego volver (y obvio saber el desenlace de todo) en ese rato de su ausencia yo le entregaría la carta a Juanito y le pediría que la leyera ahí mismo.

Ahí viene Juanito, lo llamo, mi amiga se disculpa y se va inmediatamente, entonces le digo que hay algo importante que quisiera decirle, pero me sale mejor por escrito, entonces le pido que se siente a mi lado y que le daré una carta donde le explico todo, que la lea y luego me diga qué piensa. Los 8 minutos más largos de mi vida. Su cara se ilumina con la sonrisa más sincera del mundo y con cara de gusto me dice algo como "Ay es que ... gracias, no sabes lo mucho que me halagas, es que una chica como tú... y un chico como yo...(sonrie) GRACIAS DE VERDAD, es más..." se levanta, saca un pedazo de papel de un cuaderno y anota su número de teléfono en él. "Para que me llames cuando quieras". No sé cuanto tiempo pasó desde que se fue mi amiga porque de repente apareció; él lo tomó como su señal de salida y con una sonrisa enorme enorme, me dio el abrazo más sincero, apretado, cariñoso y esperado del mundo. "Platicamos después" me dijo antes de irse. Mi amiga lloró.

Esa incertidumbre me mató, mi instinto me decía que lo que había pasado era definitívamente bueno pero no sabía qué hacer ni qué pensar, los siguientes 2 o 3 días nos saludamos un poco más amablemente que de costumbre y una tarde, el mejor amigo se acercó a mi con una cara un poco triste "tienen mi -bendición-". Mi cara fue de signo de interrogación, a qué se refería? No pasé mucho sin saberlo, por la tarde ese mismo día, Juanito se acercó a mi en la misma estación del metro de siempre, me llamó aparte de mi amiga y me dijo ahí, en el lugar poco probable para un romance, en unas escaleras grises abarrotadas de gente "ehhh ya sabes no?" No no sé. Nervios al cien. "Ehhh es que bueno hoy hablé con mi amigo y ... pues ya sabes" Me tapé la boca para ahogar el grito de prometía salir. "¿Quieres ser mi novia?" FELICIDAD ABSOLUTA. 2 años culminados en ese momento mágico de absoluta armonía con el universo.

Y fuimos compañeros cósmicos.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Life still goes on...

Pensaba en los próximos estrenos de cine del año 2013 que espero con ansias, pensaba en la gira de los Kings of Leon que espero con ansias, pensaba en el guión para una película de zombies que quiero escribir desde hace muchas ansias, pensaba en que a veces me siento fuerte como Katniss, pero quisiera estar con un chico protector como Peeta, pensaba en mis viejas publicaciones de cuando el trabajo no me secaba el cerebro y podía escribir a plenitud, pensaba en las canciones que me gustaban antes, en el tiempo en que podía escuchar música por horas sin nada más que hacer, cuando escribía casi a diario en este blog, recuerdo cuando me la vivía haciendo retrospectivas de mis exnovios... qué falló, quién falló, porqué falló... pensaba entonces apenas en que nadie falló, en que si estoy aquí, entera y con pleno uso de mis facultades mentales, entonces nada falló, todo salió acorde a lo planeado por algún dios benévolo que evitará que el mundo se acabe en 21 días y que evitará que me evapore en la maligna influencia del estrés y la ansiedad... pensaba que no es culpa de ningún dios retorcido que a veces terminemos tan jodidos.

Hoy me pareció bien extraño que en el taxi compartido que tomo al salir del trabajo, una chica se puso sollozar fuerte, de la nada, no supe si preguntarle si estaba bien... la verdad es que desconfié mucho, no supe si intentar acercarme a ayudarla en lo que fuera que la tenía así o de plano ignorarla, mirar por la ventana y hacer como que nada pasaba mientras terminaba de saborear mi anheladísimo Vainilla Latte, pero afortunadamente otra chica se tomó la tarea de preocuparse y me sentí menos culpable de haber hecho lo segundo. Y es que normalmente la yo de hace tiempo se habría tomado la molestia de hacer algo por ella, pero la yo de ahora busca a toda costa evitarse los contratiempos y problemas, la yo de ahora solo se tomaría la molestia de ayudar a un animalito en peligro porque sé que de los animales no hay que desconfiar... son mucho más agradecidos; la yo de ahora de repente muestra aires un poco jodidos de desinterés en las demás personas que rayan en el egoísmo extremo, pero eso si, no dejo de culpar a la bola de tarados que han salido conmigo y no tuvieron nunca la decencia de regalarme unas flores por egoístas, inconscientes y más que nada desgraciados... pienso que nunca llegará el chico que me dedicará un libro de su autoría, pienso en que nunca llegará el trabajo de mis sueños, pienso que nunca habrá suficiente tiempo para pensar y pienso sobre todo que no conforme con no ser la chica de los sueños de alguien que valga la pena, no consigo ser la chica de mis propios sueños.

Pensaba en el pasado, pensaba en la escuela, en mis blogs que están abandonados, en las películas que he dejado de ver, en mi ansiedad perpetua de querer cambiar todo a mi alrededor sin hacer muchos cambios en mi misma, pensaba en los kilos que gané, pensaba en que parece misión imposible perderlos de vuelta, pensaba en que tengo tanto que leer, vivir, escuchar, aprender, correr, nadar, escribir y tengo tan poco tiempo e inspiración para hacerlo, pensaba que a veces es más facil mandar todo a la mierda y conformarse con lo que hay sin exigir demasiado, pensaba que es una estupidez ponerse a pensar tanto para al final no hacer nada... pensaba en el tipo con el que salía antes de mi relación actual y lo mucho que me intriga saber si me recuerda con frecuencia... pensaba en que el nuevo presidente pasa a ser la escenografía ideal para lo jodidas que pueden llegar a estar las cosas, pensaba que me falta tanta gente por conocer y tengo tan pocas ganas de hacerlo... a veces pienso que todo está perdido... otras veces pienso que en cualquier momento, de un minuto a otro, entenderé el significado de muchas cosas y simplemente así de repente...volveré a ponerme de pie.

domingo, 5 de agosto de 2012

Mi muy humilde obituario

Hace 7 años tuve la materia de Teoría Social en la universidad con el profesor Alejandro Miranda. Nos asignó como tarea/concurso el escribir nuestro obituario; es decir un texto ficticio del futuro describiendo cómo nuestra muerte afectaría o no a nuestro alrededor. Siendo mi materia favorita, mi profesor favorito y uno de mis mayores hobbies escribir, me inspiré enormemente y he aquí el texto que produje: (me da una nostalgia enorme volverlo a leer). Regreso por unos minutos al 2005 y se los comparto:

The New York Times

31 de Mayo 2071

MIRIAM TAPIA: UNA VIDA DE ÉXITOS

Miriam Tapia, mexicana, una mujer de la que se pueden decir muchas cosas, pero hoy, 31 de mayo del año 2071 mediante un comunicado de prensa expedido por la familia Tapia, se notificó que esta ilustre mujer ha desaparecido en una expedición al Everest. El día 29 de mayo, la Sra. Tapia salió de Suiza donde se encontraba realizando algunos trámites en la sucursal principal de BANSEX Europa, banco del que es dueña, dirigiéndose en su jet privado hacia Nepal para realizar su quinta expedición al Monte Everest con motivo de su cumpleaños número 85. Debido a su edad, la expedición no se realizaría hasta la cima sino hasta uno de los campamentos, pero debido a un derrumbe, los 15 montañistas perdieron contacto, quedando divididos en dos grupos uno de 12 y otro de 3, siendo este último donde se encontraba Miriam. La muerte de los tres restantes es casi segura ya que unas horas después, el grupo de 12 apareció en el campamento de inicio mientras hasta ahora no se tienen señales del grupo donde se encontraba Tapia.

A lo largo de su vida Miriam Tapia destacó por muchas cosas: A los 23 años logró terminar una carrera en la Royal Academy of Ballet convirtiéndose en bailarina profesional lo cual resultó un logro enorme pues ingresar a dicha institución sin más de 5 años de experiencia previa es prácticamente imposible. “ El ballet siempre fue mi más grande pasión frustrada” declaró a uno de sus profesores. Antes de terminar de estudiar la carrera de comunicación, trabajaba solo en su tiempo libre como locutora de radio por internet y después de creativo en una agencia de publicidad ; Apareció en algunas comedias musicales como Chicago y el Fantasma de la ópera, también en algunos Ballets como Onegin , La Fille mal gardeé y el Lago de los cisnes entre otros. Allí conoció a algunos judíos y haciéndose pasar por una de ellos contrajo matrimonio a los 24 años consiguiendo así el apoyo para fundar una sucursal de lo que en ese entonces resultó una idea además de novedosa escandalosa: un banco que a la vez funcionara como sex shop. Esta idea surgió según ella misma porque “ ir al banco además de ser aburrido era molesto cuando se llevaban niños... además hace falta inversión de mexicanos que beneficie a los mismos mexicanos, necesitamos un banco 100% nacional...” Así a la edad de 28 años contaba con 50 sucursales de BANSEX a lo largo de la república mexicana, y después a lo largo del mundo.

Se divorció del hombre con quien había estado casada y los rumores de que sostenía una relación con el periodista Carlos Loret de Mola fueron implacables por varios años sin que se confirmara nada. A los 30 años decidió adoptar aun pequeño niño africano y 2 años después tuvo a su hija Sara; El nombre del padre, se ha ido con ella. Hay varios candidatos, entre ellos, se le vio además de Loret de Mola con el actor Brad Pitt, el cantante de rock Julian Casablancas, el primer bailarín de la compañía Royal Ballet, el príncipe William entre otras muchas celebridades e incluso hombres bajo su contratación ( como su contador y su guía de expediciones ) Se dice que a lo largo de su vida contrajo matrimonio 7 veces.

Financió las fundaciones Rice para escritores y Pavlova-Duncan para bailarines frustrados. Fue editora de diversas publicaciones informales que nunca dejaron de lado la cultura, el arte y la crítica. A lo largo de su vida hizo numerosas donaciones para su alma máter la UNAM, una de las 30 mejores universidades de mundo. Hasta el día de su desaparición, apareció 5 veces en la portada de la revista Fortune como una de las 500 personas más ricas del mundo y apareció en otras publicaciones ( Time, People, Cosmopolitan, National Geographic) siempre como una de las mujeres más exitosas de la historia.

Ahora ante su repentina desaparición, sus hijos Sara (que actualmente reside en Nueva York) y Ngobi (que se encuentra en Londres) (londinense y africano respectivamente) juntos, se encargan fielmente de las finanzas de su madre, mientras reciben las condolencias de todas partes del mundo .

martes, 12 de junio de 2012

Mi primera carrera

Un tipo del estudio donde me hice mi primer tatuaje (y por el momento único) me dijo cuando me tatué "y esto es adictivo, no vas a parar después de este". Algo así me pasa después de mi primera carrera. Tengo la certeza absoluta de que esto será sumamente adictivo:


Y si hace runners vs zombies México... estoy más que inscrita.

sábado, 3 de marzo de 2012

¿Sabes quién soy?

¿Sabes quién soy? Odio cuando alguien hace esa pregunta con tono petulante y engreído... odio todavía más que sin darte tiempo siquiera de pensarlo se auto respondan con algo como "soy amigo de... soy hijo de..." porque por lo regular las personas que dicen eso no son nadie. Y para ser más clara me remonto a lo que me trajo a escribir esto.

Trabajo en un club donde no está permitido tomar fotografías, entonces un día por una confusión sumamente tonta, un compañero mío (cof cof cof que también es mi novio cof cof cof) se metió en un lío con una socia que pensó se le estaban tomando fotos a su hija adolescente(nada más lejano a la realidad) y con una actitud terrible, altanera y sumamente grosera, fue inmediatamente a reclamarme gritando y amenzando con que nos correría del trabajo o terminaría por enviarnos a todos a la cárcel y entonces comenzó "¿Sabes quién soy? ¿Sabes quién soy?" -No señora definitívamente no sé quién es pero por el momento para mi solo es la loca que me está gritando- "Soy amiga íiiiintima de los Harp" se autocontestó (como dato cultural los Harp son una familia de empresarios muy poderosos en México...si, ellos si sé quiénes son, son dueños de la mitad del país... sé que son amigos íntimos del hombre más rico del mundo Carlos Slim, pero no sabía que fueran amigos íntimos de esta señora gritona y fea) mientras escucho pacientemente a la señora pienso lo siguiente - ¿Sabe? Creo que si usted fuera alguien importante por si sola no tendría que colgarse del nombre de alguien de verdad importante para darse su lugar, creo que hay formas amables de pedir las cosas o de informarse para saber si en realidad son como uno piensa... creo seas quien seas nada te da derecho a llegar gritando y amenazando a diestra y siniestra, creo que hay códigos de educación y cortesía que aplican a cualquiera, si aunque sea amiga ínnnntima de los Harp, creo que usted efectívamente es una persona con influencias y mucho dinero, pero sabe? Yo no pienso en ello como una manera de obtener un beneficio, yo creo que eso la ha vuelto paranoica e incapaz de vivir tranquila, eso la ha llevado a amenzar a quién sabe cuántas personas con quitarles su libertad, su trabajo y quién sabe, igual y amenazó con quitar vidas... y que no se malentienda, tal vez cualquiera sea capaz de mucho con tal de mantener a salvo a sus seres queridos, pero eso cuando existe una amenaza verdadera, no de un hombre que se paró frente a un grupo de personas, donde casualmente estaba su hija, con un celular en la mano (ojo, eso no implica fotografía alguna) y en un ambiente totalmente controlado, no se vale que por ser amiga íntima de personas influyentes se quiera tomar libertades que no le corresponden, porque créame señora, cuando usted misma se autocalificó como alguien "especial" me dejó bien claro que ni la compañía de personas importantes, ni todo su dinero, ni que su esposo sea el ser más influyente sobre la faz de la tierra, le otorgarían la mitad de la elocuencia que le hace falta para darse a entender como la persona educada y con valores que se supone debería ser y eso, el hecho de que mientras usted gritaba yo pensaba en todo esto en silencio, asintiendo con mi cabeza para hacerle ver que la comprendía y que nada de esto se volvería a repetir, me hace mil millones de veces mejor que usted, porque me mostré como la amiga más íntima de la cortesía, la integridad y la educación... ¿Sabes quién soy? ¿Sabes quien soy? Soy una persona terríblemente educada y honesta; creo que eso es un poco más importante que los señores Harp.