sábado, 1 de diciembre de 2012

Life still goes on...

Pensaba en los próximos estrenos de cine del año 2013 que espero con ansias, pensaba en la gira de los Kings of Leon que espero con ansias, pensaba en el guión para una película de zombies que quiero escribir desde hace muchas ansias, pensaba en que a veces me siento fuerte como Katniss, pero quisiera estar con un chico protector como Peeta, pensaba en mis viejas publicaciones de cuando el trabajo no me secaba el cerebro y podía escribir a plenitud, pensaba en las canciones que me gustaban antes, en el tiempo en que podía escuchar música por horas sin nada más que hacer, cuando escribía casi a diario en este blog, recuerdo cuando me la vivía haciendo retrospectivas de mis exnovios... qué falló, quién falló, porqué falló... pensaba entonces apenas en que nadie falló, en que si estoy aquí, entera y con pleno uso de mis facultades mentales, entonces nada falló, todo salió acorde a lo planeado por algún dios benévolo que evitará que el mundo se acabe en 21 días y que evitará que me evapore en la maligna influencia del estrés y la ansiedad... pensaba que no es culpa de ningún dios retorcido que a veces terminemos tan jodidos.

Hoy me pareció bien extraño que en el taxi compartido que tomo al salir del trabajo, una chica se puso sollozar fuerte, de la nada, no supe si preguntarle si estaba bien... la verdad es que desconfié mucho, no supe si intentar acercarme a ayudarla en lo que fuera que la tenía así o de plano ignorarla, mirar por la ventana y hacer como que nada pasaba mientras terminaba de saborear mi anheladísimo Vainilla Latte, pero afortunadamente otra chica se tomó la tarea de preocuparse y me sentí menos culpable de haber hecho lo segundo. Y es que normalmente la yo de hace tiempo se habría tomado la molestia de hacer algo por ella, pero la yo de ahora busca a toda costa evitarse los contratiempos y problemas, la yo de ahora solo se tomaría la molestia de ayudar a un animalito en peligro porque sé que de los animales no hay que desconfiar... son mucho más agradecidos; la yo de ahora de repente muestra aires un poco jodidos de desinterés en las demás personas que rayan en el egoísmo extremo, pero eso si, no dejo de culpar a la bola de tarados que han salido conmigo y no tuvieron nunca la decencia de regalarme unas flores por egoístas, inconscientes y más que nada desgraciados... pienso que nunca llegará el chico que me dedicará un libro de su autoría, pienso en que nunca llegará el trabajo de mis sueños, pienso que nunca habrá suficiente tiempo para pensar y pienso sobre todo que no conforme con no ser la chica de los sueños de alguien que valga la pena, no consigo ser la chica de mis propios sueños.

Pensaba en el pasado, pensaba en la escuela, en mis blogs que están abandonados, en las películas que he dejado de ver, en mi ansiedad perpetua de querer cambiar todo a mi alrededor sin hacer muchos cambios en mi misma, pensaba en los kilos que gané, pensaba en que parece misión imposible perderlos de vuelta, pensaba en que tengo tanto que leer, vivir, escuchar, aprender, correr, nadar, escribir y tengo tan poco tiempo e inspiración para hacerlo, pensaba que a veces es más facil mandar todo a la mierda y conformarse con lo que hay sin exigir demasiado, pensaba que es una estupidez ponerse a pensar tanto para al final no hacer nada... pensaba en el tipo con el que salía antes de mi relación actual y lo mucho que me intriga saber si me recuerda con frecuencia... pensaba en que el nuevo presidente pasa a ser la escenografía ideal para lo jodidas que pueden llegar a estar las cosas, pensaba que me falta tanta gente por conocer y tengo tan pocas ganas de hacerlo... a veces pienso que todo está perdido... otras veces pienso que en cualquier momento, de un minuto a otro, entenderé el significado de muchas cosas y simplemente así de repente...volveré a ponerme de pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Eres bienvenido a explayarte:D