viernes, 31 de diciembre de 2010

Pensamientos de año nuevo

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto,
y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
Oscar Wilde

No me gusta ponerme filosófica en estas fechas, pero por equis o ye a veces me pasa y ni modo, a aguantarse la trabajadera de cerebro y la posible depresión que eso acarrea. Hela aquí de nuevo.

Hoy recordaba que hace muchos años, cuando salí de la secundaria, mi profesor de español me dio junto a otros tantos compañeros, una hoja escrita a computadora con un mensaje tipo motivacional acerca de cómo terminaba una etapa de nuestras vidas y daba inicio otra, hablaba en analogía como si fueran libros, es decir: "hoy terminas el libro de tu vida titulado ¨secundaria y/o fin de la infancia¨ para iniciar uno nuevo con hojas en blanco cuyo titulo aún está por definirse..." algo así pues. La cosa es que pensando en ese sentido, supongo que con cada año puede ser lo mismo, uno termina el libro o capítulo titulado "Año 2010: (y aquí se puede poner un subtítulo tipo: confusión, diversión, aprendizaje, etc.)"; la cosa es que en ocasiones uno no puede darle el título inmediatamente, es necesario poner distancia para definir de qué trató esa etapa y por lo mientras uno vive consternado por no saber qué fue lo que pasó y cómo llegó uno ahí, o peor... a dónde se dirige. Eso me pasa.

Es supongo relativamente normal que uno pase por esas crisis en momentos tan definitorios como pueden ser el año nuevo, el cumpleaños o el fin de alguna etapa académica, laboral o de vida, pero el hecho de que sea "normal" no impide que sea una verdadera y frustrante joda. Con este ya serían 3 años nuevos seguidos en los que me invaden tipo emboscada los pensamientos así de tristes/incomprensibles/inesperados/inmanejables/traumantes/inquietantes/etc. etc. etc. y sinceramente es HO RRI BLE. Es como un vacío en el estómago todo el tiempo, como un cosquilleo cerebral muy incómodo que no deja estar en paz, es como un constante pánico o sensación de que algo muy malo puede pasar en cualquier momento... y por lo tanto es sumamente desgastante y uno llega a la víspera de año nuevo deseando dormir y no despertar hasta que ya esté bien encarrerado el siguiente año.

Siempre he pensado que en año nuevo debería hacer una especie de ritual tipo cabala; como cuando era niña y adolescente que me gustaba hacer esas cosas de darle vuelta a la manzana con maletas, barrer hacia afuera el polvo de la casa, usar ropa interior del color correspondiente a lo que deseaba ese año, etc. Esos años fueron mejores, por lo visto no era tan mala idea hacer esas cosas, probablemente esos pequeños gestos de buena voluntad hacia uno mismo puedan hacer alguna diferencia.

Falta de esperanza yo diría. Esta vez espero que pocas personas se identifiquen con lo que escribo y si es que en mi casa alcanzamos uvas del super (creo que no) dedicaré una a que este sentimiento se desaparezca en mi y en todos aquellos que lo sufren y por lo tanto, me es necesario desear de corazón que quien sea que lea esto tenga un muy felíz y provechoso 2011!! Como leí en un blog apenas: Nunca es tarde para empezar de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Eres bienvenido a explayarte:D