martes, 30 de noviembre de 2010

Carta a mis vecinos

Estimado vecino(a), pensando en el bienestar de todos te escribo lo siguiente:

Al rentar estos departamentos todos esperábamos estar en un lugar cómodo donde nuestra familia y nosotros mismos pudiéramos desarrollarnos. Desgraciadamente el edificio donde vivimos tiene una acústica que nos desfavorece a todos, debido a ello sería ideal que todos, considerando esto, redujéramos las fuentes de sonido que pudieran molestar al resto de los vecinos. Ello incluye reducir el ruido DENTRO de tu vivienda y en las áreas comunes (patio/garage y pasillos).

Es comprensible que si tienes niños pequeños quieras que salgan a jugar y divertirse, pero no es justo para aquellos que por alguna razón necesitan descansar a la misma hora que los pequeños juegan ruidosamente en el patio, por lo tanto sería mucho más conveniente si los sacaras a jugar al parque que se encuentra muy cerca del edificio, así tus niños se divierten y a la vez se respeta el espacio auditivo del resto de los inquilinos que ya sea quieran dormir, descansar o simplemente estar tranquilamente en su vivienda sin ser perturbados por el ruido de otras personas.

De igual manera, es bien sabido que todos tenemos problemas y crisis familiares que a veces se salen de nuestro control, pero es SUMAMENTE INCÓMODO y molesto para cualquier persona enterarse de ello A DIARIO al escuchar discusiones ajenas a alto volumen dentro del edificio, y para protejer TU propia privacidad y evitar la molestia de tus vecinos, sería mejor reducir al mínimo el volumen de dichas situaciones así como la frecuencia.

En otras situaciones, cuando olvides tus llaves y no tengas manera de entrar, es mucho más conveniente para todos que te dirijas a algún teléfono público para informar a alguno de tus familiares que te encuentras fuera y no puedes ingresar, así te evitarás la molestia de esperar a que alguien te abra, así como que tus toquidos frecuentes molesten a los vecinos, de igual manera si alguien te va a visitar notifícale que debe hablarte una vez que esté fuera o quédate pendiente a la hora acordada para no mantener a tu visita tocando. Al igual que si tienes parientes en otro departamento dentro del edificio es mejor comunicarte con ellos por medio de palabras a volumen moderado en vez de gritos que recorran todo el patio/garage.

Recuerda que todas estas recomendaciones son por el bien de todos, piensa en que talvez en alguna situación de enfermedad de algún familiar o propia, o de cansancio en que quieras reposar, o que alguno de tus familiares se encuentre dormido y no quieras molestarlo, tú también querrías que la gente fuera considerada y pensara en el bien común; nada de esto es con el fín de molestarte o incomodarte, simplmente es porque si estos pequeños detalles fueran tomados en cuenta por todos, se haría una gran diferencia y una mucho mejor y mas armoniosa convivencia, no solo aquí sino en cualquier lugar a donde vayas. Todos tenemos derecho a la tranquilidad. Pongamos de nuestra parte para que al menos dentro de nuestro edificio eso sea posible.

Recuerda que como dijo un mexicano muy conocido: El respeto al derecho ajeno es la paz.


Pienso pegar esto en el pasillo de mi edificio o pasar una copia debajo de cada puerta, espero que salga bien. Como hay gente inconsciente carajo!!

1 comentario:

Eres bienvenido a explayarte:D